¿Cuántos niños están siendo educados en el hogar?

El movimiento desescolarizador surgió en los Estados Unidos, durante la década de 1970, en oposición al sistema escolarizado que tuvo su auge en el siglo XVIII durante la revolución industrial.

A partir de ese momento el número de niños educados en el hogar en dicho país se incrementó, llegando hasta los 2.3 millones en la primavera del 2016, y con un aumento anual entre el 2% al 8%.

En América Latina aún no existen cifras oficiales. Y si bien en el 2019 se calculaba que en la Argentina ascendían a 5000 las familias que practicaban el homeschooling, sabemos que el número de niños desescolarizados es cada vez mayor.  La cantidad de padres descontentos con el ambiente institucional está creciendo, y año a año son cada vez más los que deciden abandonar el sistema por diversos motivos.

FIG01-GrowthOfHomeschoolingUSwithLabel-1
images.jpg

La educación en casa es un movimiento global en crecimiento. Y, si bien somos una minoría, representamos a la opción educativa que más rápido está creciendo alrededor del mundo. Según Mike Donnelly, director de Global Outreach HSLDA, el 4% de la población mundial en edad escolar está siendo educada en el hogar, y las posibilidades de que esta tendencia se duplique son bastante altas.

 

Demográficamente hablando, el número de niños está destinado a aumentar para el 2040 a más de 2.3 billones, convirtiéndose en un cuarto de la población mundial. Sin embargo este crecimiento no tendrá lugar en Norteamérica o en Europa, donde las tasas de natalidad están decreciendo, sino en Latinoamérica que será, después de los gigantes demográficos de Asia y Africa, el  tercer continente en proyección de incremento poblacional. Esto presenta una oportunidad significante para el movimiento mundial de homeschooling mientras la demanda educativa se incrementa.

Durante el 2020 la pandemia del Covid-19 incrementó considerablemente el número de familias que educa en casa, tanto en la Argentina como en el resto del mundo. Muchos países como Alemania, donde esta modalidad estaba netamente prohibida, están flexibilizando actualmente sus leyes para considerarlo una opción educativa más. ¿Qué pasará en nuestro país? es lo que nos preguntamos todos.