Desescolarizar, y no morir en el intento

Actualizado: jun 6

Muchas personas me han preguntado cuáles son los pasos para sacar del sistema a sus hijos y comenzar con la educación en casa. En realidad no existe un procedimiento específico, y cada familia suele manejarse de manera diferente según la situación y la provincia en la que se encuentre. No obstante existen varias maneras que pueden utilizarse para desescolarizar, y no morir en el intento.



Sacar a un niño del jardín de infantes suele ser relativamente sencillo, y no debería de presentar problemas. Si bien está definida como “obligatoria” la escolaridad a partir de los

4 años, este requisito no constituye un impedimento para que los pequeños que no hayan accedido a ese nivel educativo ingresen a la escuela primaria. Con lo cual la Resolución 174/12 establece que se exime de la presentación de un certificado de cursado de inicial al momento de entrar a primer grado; no pudiendo negarsele a una persona la incorporación a dicho nivel.



Durante la primaria o secundaria, la forma más sencilla de prescindir de la institución escolar

es a través de la inscripción en una escuela extranjera (las comúnmente llamadas “sombrilla”). Al matricularse en cualquiera de estas entidades se deberá solicitar una “carta de inscripción” y una “solicitud de pase” para ser presentada a las autoridades del colegio al que concurría el niño. Es rápido y fácil porque no se suele presentar ninguna objeción, ya que se le tramita directamente el pase de una escuela a otra.


Al tratarse de instituciones privadas muchas veces la matriculación en el extranjero resulta ser un impedimento económico. En estos casos desescolarizar a un niño normalmente implica enfrentarse a algún tipo de oposición por parte del colegio actual. Sin embargo no es una tarea imposible. En primer lugar es necesario hablar con los directivos, absteniéndose de dar demasiadas explicaciones pedagógicas o de disconformidad al sistema que seguramente no serán del todo comprendidas. Los padres simplemente deberán informar que su hijo no continuará asistiendo al establecimiento ya que se lo educará en el seno familiar. Hay quienes recomiendan también presentar una carta (junto con una copia a ser firmada por la institución en concepto de que fue recibida) para que sirva como constancia de que han sido debidamente informados. Es deber de las autoridades elaborar un acta donde se refleje todo lo conversado, la cual conviene también solicitar una copia.


Generalmente se somete a la familia a una entrevista o visita de los asistentes sociales. Recomendamos para ello mantener la calma sabiendo que no están cometiendo ningún delito, sino que es su derecho elegir de qué manera se quiere educar a los hijos (lo cual no es sinónimo de escolarizar). Si bien en la Argentina esta práctica no está regulada como en otros países, no es ilegal. Por lo tanto no desesperemos ante las negativas u obstáculos que presente la institución, ya que ellos no estén posiblemente informados al respecto y desconozcan de qué manera proceder. No nos extendamos tampoco hablando sobre las falencias educativas, ya que también pueden tomarlo como una crítica al propio colegio. Es conveniente siempre ser sucintos, explicar brevemente lo que hacemos y por qué, dejando en claro que estamos legalmente informados. Muchas veces también resulta útil expresar que el niño no será desescolarizado, sino que cambiará su figura de “alumno regular” a “alumno libre”, para lo cual tendrá su legajo dentro del sistema educativo, su certificación de los estudios y no estará siendo privado de ningún derecho.



Si bien existen muchas familias que no validan la educación de sus hijos a través de un examen libre (tampoco mediante una escuela extranjera), por experiencia propia recomiendo siempre disponer de un certificado anual ya que hay varios casos en que las visitas de los asistentes sociales se repiten regularmente. Para evitar problemas futuros como posibles denuncias es conveniente cubrirse a través de alguna de estas opciones.


Es importante recordar que al tratarse de una modalidad relativamente nueva en nuestro país es factible que el personal de los colegios la ignore, y por lo tanto quieran exigir algunas veces entrevistas o reuniones insólitas con profesionales (como un psicólogo o psicopedagogo), solicitar la presentación de alguna curricula o plan de estudio, amenacen con enviar una carta documento o apelar a alguna acción legal, incluso esperar algún tipo de autorización de otro departamento o área. Cualquier actitud puede esperarse ya que los procedimientos en estos casos son inexistentes, y los directivos o inspectores generalmente no saben cómo manejarse. No debemos ceder ante estos pedidos que carecen de fundamento, sometiendo al niño a evaluaciones o desgastándonos física y emocionalmente para cumplimentar con lo demandado. Dejemos bien en claro que la carta de desescolarización es suficiente, al igual que el acta donde consta esta decisión y sus motivos.


Cualquier duda o consulta que desees realizarnos al respecto envíanos un mail, o contactate a través de Whatssapp!


Enlaces a academias extranjeras:

West River Academy

Royal Hollow Academy

Marble Falls Academy

Homelife Academy


Si sos miembro de nuestra comunidad, podés acceder a la sección de recursos para desescolarizar, donde encontrarás detalles sobre los aspectos legales de la educación en casa como también un modelo de carta para presentar ante las autoridades.

WHATSAPP

Tel: (011) 15-4472-6412

EMAIL

© 2023 by Dr. Repair. Proudly created with Wix.com