La socialización, ¿verdad o mito?

Actualizado: jun 6

La socialización es un tema que preocupa a muchos cuando se encuentran con una familia que educa en el hogar.


Más allá del hecho que el hombre es un ser sociable por naturaleza, y el niño encontrará amistades y vínculos en varios espacios independientes a una institución educativa, cabe preguntarnos qué implica la socialización.


Para mí la manera de relacionarse con otros se aprende durante los primeros años de vida, y requiere además de un adulto que nos guie y que a su vez cumpla la función de mediador cuando un conflicto ocurre, demostrando así una serie de valores como la empatía, la escucha o la capacidad para dialogar y exponer la opinión propia, entre otros.

Una persona debe ser capaz de relacionarse con pares, a la vez que con gente de diversas edades, desarrollando la facultad de vincularse de distintas maneras tanto si se trata de un niño pequeño como de un anciano.

La solidaridad o el trabajo en equipo, también son otros de los aprendizajes sociales.

Para poner en práctica todas estas habilidades normalmente los niños homeschoolers asisten a diversos talleres, deportes o actividades. Y es muy importante que los padres los acompañen y ayuden en la adquisición paulatina de ellas.


Me gustaría contar una experiencia hermosa que tuvimos la suerte de vivenciar este último verano. Mi hijo de 9 años decidió inscribirse en una murga. Al principio solo se trataba de llevarlo a los ensayos con su redoblante en mano con el fin de prepararse para los corsos. Pero con los meses el aprendizaje se fue ampliando.


Primero se presentó la responsabilidad y el compromiso que cada uno de los chicos debía demostrar hacia el grupo, teniendo en cuenta también que los profesores recorrían una distancia de 20 Km. para llegar a las prácticas sin cobrar ningún incentivo (la responsabilidad no sólo la encarna la preparación para un examen, sino que se aprende en nuestras acciones diarias).


Luego apareció la solidaridad de los vecinos, quienes donaron materiales para elaborar los trajes. Los padres no tardaron en llegar, con su colaboración para confeccionar banderas y elementos diversos para adornar el desfile. Incluso en el ofrecimiento que varios hicimos de participar en el evento ya sea acompañando a través del baile, caminando a la par de los chicos o cargando agua.

Todo el pueblo participó de alguna u otra manera para que el carnaval de los murgueros fuera posible. Y eso los chicos lo experimentaron. El trabajo en equipo, la unión, el apoyo, el compañerismo, el sentido de pertenencia y el orgullo… aprendizajes que se guardaron para toda la vida, y que quedaron en cada una de esas almas en formación. La socialización misma manifestada a través de mucho más que un simple “estar con otros chicos”.


19 vistas

WHATSAPP

Tel: (011) 15-4472-6412

EMAIL

© 2023 by Dr. Repair. Proudly created with Wix.com